lunes, 13 de octubre de 2008

10 razones para ser bibliotecario

En plena crisis existencial, acabando la carrera y con la cabeza echa un lío, he descubierto un post muy inspirador que data del 2006 en el que Martha J. Spear expone en su blog diez razones para ser bibliotecario. Lo mejor de todo es de dónde surge la idea de escribir estas razones. Martha, que al parecer trabaja mucho con jóvenes, está charlando con una de sus estudiantes más avezadas y le pregunta qué se plantea estudiar en el futuro. Ésta le responde que se está planteando hacer un máster de Museología. Martha le indica que eso es muy parecido al MLIS (Master on Library and Information Science). "¡Oh, qué va! Nunca estudiaría eso", le responde la estudiante.

¿Por qué tiene tan mala prensa nuestra profesión? Se pregunta Martha, con tantas buenas razones como hay para estudiarla...

Aquí os las dejo a ver qué otras razones se os ocurren.

1. Cambiante y renovadora

Se trata de una profesión que ofrece retos constantes, tanto por la rápida evolución de la misma (sobretodo ahora, cuando los cambios tecnológicos son cada vez mayores), como por la gran variedad de sectores en los que se puede trabajar: bibliotecas de hospital, de prisiones, escolares, públicas, universitarias...

2. Romántica

Está en un contacto constante con el público, permite relacionarse con la gente y siempre en un ámbito tan cándido como es rodeado de libros.

3. Habilidades útiles

Se aprenden cosas útiles. Se adquieren habilidades que nos permiten desarrollarnos no solamente en el ámbito laboral sino también en nuestra vida cotidiana. Aprendemos a gestionar, a aprovechar los recursos disponibles, a ser ordenados y metódicos, a organizar....

4. Congresos increíbles

Los bibliotecarios se lo montan realmente bien, reconozcámoslo. No sé, aquí en España siempre que alguien habla de colegiarse o asociarse aparecen voces muy críticas. Vamos a ver, un poquito de por favor, ¿han ido alguna vez a algún macrocongreso de bibliotecarios? ¿Se han paseado por la página de la IFLA a ver donde han sido, son y serán los próximos congresos? Yo sí, y la verdad es que nada más que por hacer turismo ya vale la pena. Ya fui una vez y no tendría ningún problema en repetir. Según dice Martha, los americanos también se lo montan de lujo.

5. Vacaciones

No sé cómo funciona aquí la cosa, pero al parecer los bibliotecarios estadounidenses no sufren de estrés por el tema de las vacaciones.

6. Un trabajo de futuro

Ningún niño sueña de mayor con ser bibliotecario. Pero el hecho de que se trate de una profesión tan transversal y con un perfil tan poco definido, hace que los bibliotecarios se conviertan en profesionales muy versátiles, capaces de realizar múltiples tareas de diferente naturaleza.

7. Paga el alquiler

Nadie se mete a bibliotecario para hacerse rico, pero tampoco se malvive. De todas formas, el dinero no es lo más importante.

8. Buenas condiciones laborales

Esta razón es más para los jóvenes que aún guardamos en nuestra cabeza recuerdos de otros trabajos sin cualificación en los que uno muchas veces no tiene la suerte de trabajar sentado.

9. Compañeros de trabajo enrollados

Por el perfil, se trata de personas con inquietudes intelectuales, con cierta cultura y que intentan innovar constantemente, por lo que acabas conociendo a gente muy interesante.

10. Un gran objetivo

Tal vez no vayamos a salvar al mundo, pero el hecho de que nuestra máxima sea una cultura libre para todos, ya se convierte en un gran reto. Hay bibliotecas en todo el mundo, en los sitios más remotos y en las universidades más prestigiosas, nuestra labor es importante a todos los niveles. Lo siento Google, pero el mundo aún necesita bibliotecarios.

8 comentarios:

  1. Aunque no estoy de acuerdo con todas y no las veo como una razón de peso para ser bibliotecario, en general me parecen buenas razones para enrolarte en esto.

    Me permití comentar sobre tu post en mi blog y hacer una reflexión personal

    ResponderEliminar
  2. xD yo estoy estudiando para ser maestra, pero, me creerias si te digo que de chica, desde que iba en la primaria si soñaba con ser bibliotecaria?

    No estoy muy segura de que ser maestra sea lo mio, y lo estoy retomando. Es muy inspirador, porque todos los puntos son cosas que sueño, me fasina leer desde mi infancia de cualquier tema. Creo que lo retomare.

    n_n muchas gracias

    -Carmen q

    ResponderEliminar
  3. No sabes la alegría que me da que el post te sirva de inspiración. Si es vocacional lo de ser bibliotecaria, te animo a que lo retomes y me pongo a tu disposición para cualquier duda que tengas.

    Acabo de llegar de un congreso de bibliotecas y solo ver los proyectos en los que están inmersos los bibliotecarios del mundo animan a seguir trabajando.

    Un saludo,

    Nicolás

    ResponderEliminar
  4. Qué interesante que alguien haya soñado de niña con ser bibliotecaria! Yo no, pero por azares de la vida terminé estudiando Bibliotecología y creeme, no me arrepiento. Ya llevo 10 años trabajando en ésto y sí recomendaría la profesión.

    ResponderEliminar
  5. Yo he decepcionado y sorprendido (¿Eso vas a estudiar!) a más de uno con esta nueva elección. Es una lástima que las personas sean tan cerradas a la capacidad del mundo que los rodea. Un saludo, Giani-

    ResponderEliminar
  6. hola! que tal soy una persona de 23 años, me encanta leer, adoro los libros y me encantaria enrolarme al servicio de la cultura, ademas como dice el post " el dinero no es lo mas importante" ademas por la edad que tengo, tengo muchas preguntas su casa ( mi casa cuando gusten) parece biblioteca siempre estoy buscando un libro,quiero tomar mi lugar en el mundo, saber quien soy, casi siempre regreso a casa del trabajo, de la escuela con un libro no lo puedo evitar, me gustaria saber donde puedo estudiar esta maravillos carrera me temo que seria a distancia el tiempo ahora mismo no me lo permite, saludos y gracias

    ResponderEliminar
  7. CARMEN Q, acabo de leer tu comentario y me identifiqué con vos casi por completo. Es muy extraña la coincidencia, pero de chica, no digo que soñaba, pero sí que jugaba a ser bibliotecaria, organizando mis libros (tenía mi propia biblioteca), clasificándolos, numerándolos, armando fichas, me entretenía muchísimo... Sí soñaba con ser escritora.
    Acabo de recibirme de maestra, pero, como vos, tampoco me identifico mucho con esta profesión. Tanto es así que, habiendo postergado la carrera de Bibliotecología hace 4 años (por la de docente), este año la comienzo, finalmente.
    También me identifiqué con GUSTAVO, quien dice que no puede estar sin un libro en la mano. Amo leer, amo mi biblioteca, amo oler un libro antiguo (aunque dicen que hacerlo no es muy saludable), y me siento muy bien cuando puedo orientar a otro en sus lecturas, en sus búsquedas, porque me gusta que lo hagan conmigo, cuando voy a las bibliotecas, donde estoy cada vez que puedo.
    Todos los comentarios de este blog me animan mucho y hacen que reafirme aún más mi elección de comenzar, al fin, los estudios en Bibliotecología.
    Gracias, Nicolás, por este espacio.
    Saludos,
    A C N

    ResponderEliminar
  8. Gracias al post y a los comentarios, cambio mi rumbo, 2015 Adiós abogacía, hola bibliotecaria! No me arrepentiré, lo sé. Es lo que amo, los libros.

    ResponderEliminar