jueves, 12 de febrero de 2009

Lo gratuito puede ser rentable, enteraros

A veces las comparaciones son odiosas y en este caso, incluso  bochornosas. Por un lado vemos (si es que alguien la ha visto) cómo un año más la gala de los Goya vuelve a caer en desgracia esta vez tratando a su público como delincuentes, mirándose el ombligo y quejándose de lo mal que les va (¿realmente les va mal?). Por el otro están los geniales Monty Python, incombustibles, que hartos de que la gente se descargara sus contenidos gratis, se montaron un canal en youtube y lo colgaron allí todo, total, de perdidos al río.
¿Qué pasó? Adivinen, sus ventas han aumentado hasta un 23000% hasta el punto de ocupar el segundo puesto como lo más vendido en Amazon. Algo sorprendente... o tal vez no, recuerden la estrategia de Paulo Coelho para aumentar sus ventas en aquellos países donde no era tan popular. Tal y como pronosticara Chris Anderson hace un año, la cultura de lo gratis puede ser rentable. El último ejemplo de ello es la aplicación Spotify, que está causando sensación.
Que tomen nota los actores y productores españoles que tanto se quejan con las descargas, ¿o tal vez es que nadie se descarga cine español?

No hay comentarios:

Publicar un comentario